GEMAS ÚNICAS

titulo

Bolivianita es la fusión natural del citrino y la amatista, con su diversidad de colores que van desde los amarillos tenues hacia la gama de los lilas, hasta los profundos violetas. Dichas características especiales, hacen que esta gema sea única en el mundo.

La unión natural de ambas se produjo hace miles de años por el choque de dos fuerzas electromagnéticas, este fenómeno le imprimió su particularidad.

La Bolivianita es extraída de la zona del Pantanal boliviano, provincia Germán Busch, al este del departamento de Santa Cruz, a 200 Km. de la ciudad de Puerto Suárez.

Habla la leyenda, sobre una hermosa princesa indígena de la tribu Ayorea, llamada Anahí, quien se enamoró de un conquistador español y fue muerto por su propia tribu, producto de celos e intrigas quien al morir, entregó una Bolivianita a su amado.

La tan unión indisoluble que representa el citrino con la amatista, hace de la Bolivianita la piedra del amor eterno...


LA LEYENDA DE LA BOLIVIANITA

Los tonos violetas y miel comparten una sola piedra. Colores intensos, en una gema marcada - según una leyenda- por la trágica historia de amor de la princesa Ayorea Anahí y el conquistador español, don Felipe de Urriola y Goitia, que se convirtió en su esposo. El cacique les dio autorización para casarse y como dote le entrego un yacimiento del cristal bicolor. El español no le prestó atención. Su interés estaba dirigido al oro y la plata.

Cuando la princesa y su esposo planeaban viajar a España, la historia cambió. Al enterarse la tribu de sus planes y para evitar el abandono, decidió sacrificar a Anahí. Herida de muerte, pasó los últimos minutos de su vida en los brazos de su esposo. Y cuando las fuerza comenzaron a abandonarla, colocó entre las manos del español, un tesoro que solía llevar en el pecho. Urriola y Goitia lo apretó en el puño.

Al morirse la princesa, el hombre abrió la mano y se encontró una perfecta gema bicolor. Ese minuto comprendió que los dos colores representaban el corazón de Anahí dividido en dos: el amor a su pueblo y a su esposo.

La tan especial unión indisoluble que representa el Citrino con la Amatista, hace de La Bolivianita la piedra del amor eterno.


Gemas



Banner